Hoy os contamos la historia de una novia muy importante para nosotras, ya que Arantxa vino de la mano de nuestras queridas compañeras María y Patricia de Peonías Eventos.

Esta maravillosa aventura comenzó una Semana Santa, cuando Javier, su ya marido, llenó la casa de flores y velas y con un gran mural en la pared repleto de fotos de los dos le pedía matrimonio.

Es entonces cuando conocemos a una novia, llena de ideas y muy ilusionada, como nos encanta en Impúribus. Le contaba a Sara, nuestra diseñadora, todos los detalles que quería para que su vestido de novia fuese de lo más original y que reflejara totalmente su estilo y personalidad.

En esa primera cita le enseñamos todos nuestros tejidos y rápidamente tuvo un flechazo con una blonda muy especial, de encaje de hilo fino blanco y dorado con motivos florales.

Arantxa tenía claro que quería un traje que cambiara a lo largo de la celebración, y con los bocetos eligió la mejor de las opciones. Un vestido con una cola corta, cómodo y delicado que se completaba con una preciosa sobrefalda con gran cola que más adelante se quitaría.

Ya en las pruebas a medida, todo iba tomando forma sobre su cuerpo. Este proceso emocionante para ellas y sus acompañantes y también para nosotras, porque vivimos junto a ellas momentos inolvidables. En esta ocasión la acompañaban su mamá y dos de sus grandes amigos, que lo vivían a flor de piel.

Arantxa se preparó en el hotel Only and You de Atocha, poniéndose en manos de la maravillosa profesional Sonia Marina para el maquillaje y peluquería. El primero fue sencillo y favorecedor resaltando la mirada y los labios. El peinado suelto con onda marcada aportaba naturalidad y frescura ideal para nuestra novia.

Lució unos cómodos y bonitos zapatos de la marca Yves Saint Lourent en color nude haciendo un perfecto contraste con el color granate de la manicura y pedicura.

El ramo de novia escogido resume belleza y sencillez a partes iguales, rosas de pitiminí y olivo, realizado por Floreale.

Arantxa lucía la sortija de pedida de Suarez, un rubie en forma de flor de su abuela y unos originales pendientes de la firma Dime que me quieres.

El traje de Javier es de trajes Guzmán hecho a medida.

El estupendo resultado del vestido de la novia ha sido un traje de crepé con cuerpo cruzado de escote en “V” de lo más favorecedor.

 

Nuestra parte favorita del vestido es sin duda la espalda, elaborada con blonda blanca de hilo fino con motivos florales en hilo dorado, todo ello entolado a mano, flor a flor. En las coquetas mangas también hemos utilizado la misma técnica.

 

Otro detalle que hemos elegido para su traje, es el cierre con pequeños botones forrados con el mismo encaje utilizado en el vestido. La espectacular sobrefalda, como ya os hemos adelantado anteriormente, tenía una gran cola en crepé con corte vertical en centro delantero y cinturilla con blonda igual que el vestido consiguiendo un increíble conjunto, que Arantxa quería especialmente para la entrada en la preciosa basílica de San Francisco el Grande y que luego mantuvo durante la primera parte de la celebración en la finca.

La ceremonia fue preciosa, según nos cuenta Arantxa y a la salida les esperaban todos sus amigos y familiares invitados.

“Hubo muchos momentos especiales, fue una boda muy emotiva pero cuando nos vimos en el altar, Javi estaba atacado jaja” Arantxa.

La boda se celebró en el espectacular Palacio de Aldovea, que cautivó a los novios desde la primera visita, utilizando su propio y sabroso catering. Arantxa recuerda con mucho cariño que un momento muy especial de la boda fue cuando Javier le dedicó una canción en el cóctel, “Te vi” de hombres G.

“El mejor recuerdo de la boda la canción que me dedicó Javi en el cóctel y  la entrada a la cena fue muy divertido  a todo el mundo le encantó” Arantxa. 

 

No se acababan ahí las emociones, la novia le dedicaba un momento inolvidable a su marido con la lectura de una carta. Y Javier preparó un bonito video con imágenes de David, su gran amigo en común y quién los presentó, tristemente fallecido.


 

Compartimos más detalles de la celebración:

Los delicados y bonitos centros de mesa los eligieron en La Sastrería de las Flores.

De la vajilla, cubertería y manteles se encargó Options. Arantxa eligió en tonos pastel haciendo una buena armonía entre las servilletas y las copas.

Colocaron unas bonitas tarjetitas de agradecimiento a todos sus invitados las cuales diseñaron Invitarte Invitaciones.

De que la boda quedase perfecta y maravillosa y de que no faltase ningún elemento en este día tan especial para los novios, se encargaron las profresionales Patricia y María de Peonías Eventos, con su implicación en cada detalle.

Esperamos que os haya gustado esta bonita historia de amor a través de las maravillosas imágenes que transmiten a la perfección la complicidad de la pareja de Instantánea & Tomaprimera.

¡Os esperamos en nuestro Atelier de Madrid para que conozcáis nuestro trabajo personalizado con cada novia e invitada y cumplir vuestros sueños!

 

  • CITA PREVIA
  • impuribus@impuribus.com
  • Para conocer nuestro Atelier:
  • Calle Fernando VI, 2 Madrid
  • ¡Síguenos!

FACEBOOK · TWITTER · INSTAGRAM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar