La boda entre viñedos de Laura y Juan

Comenzamos el año, compartiendo una novia de Impúribus muy especial para mí, la boda de Laura y Juan. La conozco desde el colegio, en Zamora, y aunque habíamos sido las únicas chicas en el bachiller de ciencias, habíamos perdido un poco el contacto desde la universidad. Desde su primera visita en el Atelier, hubo una conexión muy fuerte y un déyà vu constante en mi mente. Algo parecido les había pasado a Laura y a Juan. Se conocían desde la facultad de física de Salamanca, pero se reencontraron hace unos años y supieron que estaban hechos el uno para el otro.

El 19 de junio del 2021 fue la fecha elegida, después de posponer la del 6 de junio de 2020. El lugar escogido, la preciosa finca de Monte la Reina. Un enclave mágico con su castillo y bodega, rodeado de viñas.

Allí mismo se vistieron los novios. El traje de Laura, constaba de un conjunto de vestido y blusa. Combina tejido de crepe, gasa de seda y blonda bordada en hilo color arena, creado a medida en nuestro Atelier Impúribus.

«En nuestra primera cita ya supe que el vestido me lo iba a hacer Sara. Las telas que me enseñó, el taller precioso, los consejos que me dió respecto al tipo de vestido que mejor me iba… Nos pusimos manos a la obra para diseñar el vestido que mejor se adaptara a mí. Sara me ayudó muchísimo, ya que yo no sabía muy bien lo que quería (no soy de las que lleva pensando en su boda durante años). Gracias a ella y sus consejos dimos con la clave del vestido, y creo que el resultado no podía ser mejor. Es un vestido sencillo, pero elegante y delicado. Con un corte entre bohemio y romántico. Creo que expresa un poco mi forma de ser.» Tiene unos detalles preciosos: la espalda, los botones bordados, la seda de la camisa… En fin, que no puedo estar más encantada con mi vestido!.- dice Laura.

El conjunto lo completaban unos accesorios ideales; una tiara estilo helénico de la firma Vertoluki.

«Gracias a Sara, … fui a su taller y quedé encantada con Patricia. Es una persona maravillosa, súper sonriente y dispuesta a ayudarte. Me probé un montón de tocados y ella, con una paciencia infinita me hizo mil fotos. Al final me quedé con la tiara Caladia! Había sido amor a primera vista». – nos cuenta la novia.

Los pendientes labrados en oro habían pertenecido a su abuela y después a su madre, así que eran la opción perfecta. Su ramo combinada flores frescas y preservadas y fue diseñado por la floristería Pandora.

Aportaban un toque de color ideal al look. Por último, los zapatos de Uniqshoes, en el mismo tono que la puntilla del vestido y la blusa.

El día estuvo repleto de momentos muy emotivos. La lectura de unas palabras de una de las hermanas de la novia, marcaba la ceremonia. Para amenizar el día contaron con música en directo de la mano del cuarteto de cuerda Cuarteto Berdión. «Juan salió con la canción Don`t look back in anger de Oasis (ya que es su grupo de música preferido) y yo con la canción de Hallelujah de Leonad Cohen porque me encanta esta canción».- nos cuentan. Y para abrir el baile «la elegida fue Copenhague, de Vetusta Morla. Esta canción tiene un significado especial para nosotros, es nuestra canción y no podía faltar en nuestra boda.»  

Los encargados de inmortalizar todas las emociones de un día tan especial fueron Nacho y Adolfo de Soy Fotógrafo.

Esperamos que os haya gustado esta bonita boda. Gracias a Juan y Laura por compartir con nosotros un día tan importante en sus vidas.

Hacemos todas nuestras prendas a tu medida en nuestro Atelier de Madrid,

pudiendo elegir detalles personalizados y una amplia variedad de tejidos y colores.

CITA PREVIA

impuribus@impuribus.com

para conocer nuestro Atelier en

Calle Fernando VI, 2 Madrid

¡Síguenos!

Facebook · Twitter · Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *